miércoles, 23 de enero de 2008

Crónica de la décima sesión clasificatoria del COAC 2008

Se preveía que podía ser la sesión con menos nivel de la fase preliminar y se cumplieron los pronósticos. Pocas fueron las agrupaciones que lograron elevar un poco el listón de la noche y animar a los presentes.


Coro: Llegan los ilusionistas
Un espectáculo el coro de Paco Martínez Mora y Eduardo Toledano para este carnaval. Estos magos van alternando diferentes trucos durante su repertorio, sobretodo en su popurrí, que resulta muy visual para el público. Juego de luces, colores, nada por aquí, nada por allá. Buenos tangos y, como siempre, un gran conjunto de voces. Seguro que se guardan algún as bajo la manga.

Comparsa: Pluma, tintero y papel
La vuelta al redil de las coplas de Diego Caraballo, con una comparsa que ya venía agradando en años anteriores. El grupo es muy joven y según sus propias palabras están orgullosos de que les escriba el autor con el que han crecido, carnavalescamente hablando. La comparsa es clásica en música y letra, y sigue sonando bien.


Cuarteto: Las malas, malas que te cagas
Brujas y madrastas varias de las películas del congelado Disney. No son tan malas como quieren hacer ver y agradan al público. Parodia salpicada de golpes, en su mayoría picantones. Los cuplés y el tema libre mantienen la línea. Quizás han pegado menos que el año pasado, pero siguen teniendo calidad para estar en cuartos.



Comparsa: La sangre de Cai
Tipo fantasioso el de estos jóvenes comparsistas isleños. A pesar de contar con el apoyo incondicional de las salineras de San Fernando, no consiguen trasmitir lo que ellos pretenden. El grupo hace lo que puede, por lo menos era un conjunto trabajado.



Chirigota: Los transformadores de 125
Unos Drags Quenns muy particulares, con una echuritas poco propias. Alomejor se han equivocado de carnaval y en el de Tenerife tendrían más éxito. Todavía me pregunto qué hacía el conejo del Nesquik



Comparsa: La bodeguita del medio
Ubicamos la acción en un bar, taberna, o bache de La Habana. Van de cubanos, aunque por momentos tienen un cierto dejillo uruguayo. Grupo muy joven al que por momentos le traicionan los nervios. Buen detalle el del mojito, se agradece. Tienen muchos carnavales por delante.




Comparsa: Los pintureros
Barquitos que flotan en el Falla, botados con el nombre de diferentes calles gaditanas. La comparsa es mas alegre y con tintes más locales que en concursos anteriores. Bonitos pasodobles, aunque se hacen un poco largos. Buena comparsa en líneas generales, pero un punto por debajo de elementos y capitales de años atrás.




Chirigota: Una obra de poetas
Era difícil alcanzar el nivel y la sorpresa que dieron el año pasado pero lo han conseguido. Estos obreros expertos en poesía popular, sueltan piropos a diferentes señoritas que pasan durante su repertorio. Muy original el soniquete inicial del pasodoble, haciendo música con los nudillos en sus cascos. Cuplés a muy buen nivel. Muy completa la actuación de una chirigota a la que habrá que tener en cuanta según las letras que traigan.





Comparsa: Los chipichangas
Como decía una de sus componentes, el título expresa una palabra compuesta, chipi y changa. Queda todo dicho. Buenas voces una vez más de unos comparsistas onubenses. A pesar de ello, no es de las mejores de las que nos llegan de la provincia choquera.



Chirigota: Una despedida loca perdida
Despedida de soltero de unos amigos gays. Una chirigota cortita donde las haya. Es difícil destacar algo de su repertorio. Cuplés adaptados al tipo, pero sin mejorar de nivel.



Comparsa: Utopía
Buena puesta en escena de este grupo conileño, contextualizados en la época del Descubrimiento de América. Buena legión de seguidores que apoyaron a la comparsa, aunque eso sí, poquito público quedaba ya en el teatro. No suenan mal estos comparsistas, de una localidad a la que se le recuerdan grandes comparsas, en la memoria de todos "Claveles".



Chirigota: Aquí hay que mojarse (las niñas del cloro mixto)
Agrupación, fresca, descarada y por momentos irreverente para cerrar el día. Buena presentación con varios golpes visuales. Las nadadoras usan el humor negro en los cuplés y se sincronizan para un estribillo revindicativo. No está mal el popurrí tampoco. Tienen buen futuro.

1 comentario:

Una Nadadora dijo...

Después de seis meses he leído este blog sobre el carnaval, y en concreto el comentario que haces acerca de nuestra chirigota, el cual te agradezco y espero que consigamos mejorar para el año próximo. Un saludo