viernes, 28 de diciembre de 2007

EL PASODOBLE DE LA DISCORDIA (II)


-
-
Por José Antonio Rivas


¿Y si hay algún tonto? Esta es la cuestión que me planteo hoy para cerrar la bilogía de columnas sobre este tema. En esta ocasión quiero ahondar sobre otra posibilidad que se esboza tras la difusión del polémico pasodoble. Como anticipo según el reglamento del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas podría existir la posibilidad de que, en el caso de interpretar dicha pieza del repertorio, quedaran anulados los puntos de la misma, o bien que la agrupación fuera directamente descalificada. En este sentido espero que la respuesta a la pregunta con la que inicio el artículo sea que no.

Vayamos por partes. Está considerado como falta muy grave según el reglamento infringir el artículo décimo del mismo. Dicho artículo versa sobre los ensayos generales, y cito textualmente: “Antes de los Ensayos Generales no se podrá actuar ni difundir públicamente los repertorios”, y “El plazo para realizar los Ensayos Generales contará desde diez días antes del comienzo del COAC”. Parece claro que se ha difundido parte del repertorio y fuera del plazo establecido. En el reglamento no se entra a valorar casos concretos, ni intenciones, ni si han sido los propios componentes de la agrupación los encargados de difundir el repertorio; para eso está el jurado, que es el encargado de interpretar cada caso. Ahora, eso sí, en el supuesto de que se ciñan estrictamente al reglamento y no atiendan a explicación ni alegación alguna, ¿se atreverían a proceder a tomar cartas en el asunto? En este sentido el reglamento es muy claro en su artículo 24.1.3 donde anuncia que el castigo por falta muy grave es la descalificación automática de la agrupación. A modo comparativo entre las faltas muy graves también están contempladas las referentes al número de componentes, por las que fueron descalificadas en 2006 la comparsa “El rey del barrio” y la chirigota “El movimiento del 36”.

Pero si el jurado quiere agarrarse al reglamento, pero ser un tanto más benévolo con Juan Carlos Aragón y su grupo puede hacerlo. Según el artículo 24.2.2 del citado reglamento del COAC serán consideradas como faltas graves las composiciones que no sean inéditas en letra o/y música. Y según el artículo 24.1.2 las faltas consideradas como graves serán sancionadas con la no puntuación de la composición de parte de ella. Por tanto, el jurado podría dejar con cero puntos los pasodobles.

Reitero, como expuse en la anterior columna, que no pretendo dar ideas malévolas a nadie, sino solamente poner sobre la mesa todas las opciones posibles que existen con respecto a toda esta polémica. Luego, serán otros a quienes les toque decidir cual es la solución más correcta. El reglamento está ahí, sujeto a interpretaciones o no, pero aprobado por los autores, y si no les gusta o es mejorable o tienes vacíos legales, pues que se mejore y se llenen esos huecos.

2 comentarios:

Peralta dijo...

Buen menú de posibilidades nos está ofreciendo, que a buen seguro el jurado tendrá que digerir. Pero a sabiendas de que es un grupo gastronómico muy gaditano, se tomará al final un poco de bicarbonato sódico para aliviar las molestias provocadas por este indigesto tema. Decidan lo que decidan, el mal ya está hecho y creará precedentes, independientemente de la postura que tomen.

Dos buenas columnas le has dedicado a este tema, pero no creo que con ellos vayas a cerrar este Pasodoble de la Discordia, seguro que cuando empiece a rodar el concurso, tendrás que reabrir el caso y convertirlo en una trilogía. Saludos de Peralta.

Moe de Triana dijo...

Restar el factor sorpresa de los pasodobles en la modalidad de comparsa es un asunto peliagudo amigos...Esperemos que no le pase factura este desaguisado, aunque de hecho directa o indirectamente ya se la ha pasado...