miércoles, 16 de abril de 2008

CARNAVAL DE VIAJE




Por José Antonio Rivas
-
Siempre se ha dicho que un buen libro es un gran compañero de viaje. No voy a ser yo el que contradiga esa frase, ni mucho menos, pero sí que me gustaría añadir otras opciones que también pueden hacer compaña durante la estancia fuera del hogar. En este sentido mi consejo es, como no, llevarnos un trocito de nuestra tierra a modo de coplas de carnaval.
-
Acabo de volver de la Riviera Maya, un viaje largo, pero no hace falta que sea algo tan extenso. Por suerte o por desgracia también voy cada semana de Cádiz a Sevilla, y de Sevilla a Cádiz, y siempre hay un hueco en mi maleta para el carnaval. Siempre he reconocido que me incluyo entre los "pejigueras" carnavalescos, pero al menos en mi caso, la ausencia es menos ausencia escuchando carnaval.
-
Es una sensación extraña, los viajes son más amenos ya sean en el medio que sean, es como si te fueras pero menos. El siemple hecho de colocarse los cascos en los oídos y que brote alguna melodía carnavalesca te acerca mentalmente a tu tierra, a tu gente. La clásica morriña desaparece, aunque sea por unos momentos, a ritmo de tres por cuatro. Es una alegría contagiosa.
-
Y para muestra un botón, no puede faltar en esta columna algo de carnaval. Como acabo de volver de México, pues recordaré a Los Panchitos de Guardalajarra, gran chirigota.


1 comentario:

Peralta dijo...

Esto del Carnaval es una cosa muy curiosa, porque a los aficionados sin darnos cuenta, se nos viene a la memoria agrupaciones relacionando el tipo de la misma con el tema que tengamos entre manos. También pasa con los pasodobles, que los utilizas como respuesta en una conversación, atreviéndote a entonarlos en las voces que ni en la ducha somos capaces de sacar.

Me acuerdo cuando mi cuñada se casó en Barcelona con un Catalán, automáticamente me vino a la mente la chirigota del Sheriff “Los Valientes” que como sabes, iban de novios a punto de casarse esperando a la novia en la puerta de la Iglesia del Carmen. Para regalársela al novio, sin pensármelo dos veces compre un de CD de la agrupación y con una foto busque al Sheriff para que se la dedicara.

Yo también me considero un picaito por el Carnaval, cierto lo que comentas porque a mí siempre me ha acompañado más de una casete de carnaval en los viajes. Muy bueno “Los Panchitos de Guardalajarra”, saludos de Peralta para “Juan Manuel Braza” y para “Carnaval en tomate” y sus seguidores.