miércoles, 21 de noviembre de 2007

ES POSIBLE ELEGIR (I)


Por Manolo Camacho


Todo aquel que tiene hijos siempre dice que no puede quedarse con uno sólo, que a todos los quiere por igual. También dicen esa gráfica frase de que le corten el dedo de la mano que le corten le duele igual independientemente del dedo que sea cortado. Yo, sin tener hijos todavía (al menos que yo sepa), y si me permiten comparar hijos con agrupaciones, diría que sí que es verdad que a todas se les tiene un cariño enorme, pero también manifiesto que a unas se le quiere de forma distinta que al resto, por el motivo que sea. Así, que de todas las agrupaciones en las que he salido, hay una clasificación. Sin contar con el coro del próximo carnaval 2008, he tenido la inmensa suerte de salir en 17 agrupaciones de forma ininterrumpida desde que comencé allá por el año 1991. Dando por hecho que la mejor agrupación en la que he salido es la que hará la número 19 (es decir la del próximo carnaval, “Coro La Catedral”), el resto y aunque todas repito ocupan un lugar destacado, hay agrupaciones y agrupaciones. Por ejemplo, en esos primeros puestos encontramos el primer coro en el que formé parte de él. Hablo del coro “Chucherías” y es que poder salir en el Coro de la Viña no estaba al alcance de cualquiera, pese a no llegar a la final tiene un sitio destacado en mi corazón (que bonito me ha quedado).

En ese mismo lugar he de colocar el coro del siguiente año, “Al Ataque”, auténtico cajonazo de ese Carnaval. Sin duda, mi primera final con el Coro “Los Cuentistas” debe estar en un sitio preferente también. Si está mi primer paso por la final, lógicamente debe estar también mi primer primer premio con el inolvidable coro “El Habla de Cai”. Y como se habrán fijado en el título de la columna, esta numerado con el número 1, eso significa que habrá una segunda entrega porque en un artículo se me quedaba corto. Así, que continuará, y punto.

No hay comentarios: